miércoles, 18 de octubre de 2017

Otro trabajador rural agredido





video



>>> De mal en peor


La Unión Nacional de Asalariados, Trabajadores Rurales y Afines (UNATRA) denunció un nuevo caso de violencia hacia un trabajador rural esta vez en la Arrozal 33. El caso está en manos de la Justicia y el trabajador fue despedido por “justa causa” y “notoria mala conducta” según lo que denunció el dirigente Marcelo Amaya al Portal.
La aparición de una nueva agresión fue catalogada como “grave” por la UNATRA y la consideran parte de lo que ha venido sucediendo en distintas empresas rurales.
Según la denuncia el episodio sucedió el 29 de setiembre, “cuando un trabajador fue agredido por la espalda, dentro de su local de trabajo”. Inicialmente se denunció que el trabajador había recibido 13 puñaladas y fue inmediatamente denunciado ante la Justicia. Para la UNATRA una primera decisión de la Justicia reconoce la existencia de un “agresor” y un “agredido” lo que posiciona el caso en un escenario distinto a lo que se pretendió torcer en el caso del trabajador agredido de Salto. Como se recordará, el peón agredido Hugo Leites fue sometido a pericias psicológicas y psiquiátricas para ser evaluado al igual que el agresor denunciado. Desde la defensa de Leites se fustigó duramente este hecho y se cuestionó que a la víctima se la haya sometido a pericias en el mismo plano que el agresor.
En la presente jornada la UNATRA denunció públicamente el nuevo caso y reveló que el agresor fue procesado y el trabajador agredido se viene recuperando de las heridas. “Nos preocupa que son distintos hechos que se vienen dando en distintos establecimientos, con agresiones a trabajadores organizados y luego con los despidos”. Estos hechos fueron denunciados también ante la Dinatra pero la empresa Arrozal 33 no se presentó a la instancia prevista para hoy.
En diálogo con el Portal del PIT-CNT, Airton De Ávila, el trabajador atacado, dijo que la agresión lo sorprendió porque hasta el momento no habían existido enfrentamientos ni otras situaciones de violencia entre su agresor y él. “Nunca tuve ningún altercado con ningún compañero”. El trabajador explico al Portal que el agresor ya fue procesado sin prisión y que la situación de la causa está en manos de los abogados de la UNATRA. “Todavía no entiendo nada, por qué la empresa además de lo que me hicieron me corren y mancillan mi nombre” sostuvo De Ávila.
La UNATRA irá hasta las últimas consecuencias con este nuevo caso porque entiende que además puede existir “daño moral” hacia el trabajador “en la medida que es muy joven y que fue despedido por notoria mala conducta cuando en tres años no tuvo ni una sola queja y cuando fue atacado ni siquiera intentó defenderse sino que corrió para intentar evitar más puñaladas”.

>>>   Es inadmisible


López Goldaracena catalogó de “inadmisible” solicitud de pericia a la víctima en caso del peón rural

El doctor Oscar López Goldaracena, dijo al Portal en su calidad de asesor de la central de trabajadores y de la Unión Nacional de Asalariados, Trabajadores Rurales y Afines (UNATRA), el caso es notoriamente “un episodio de lesiones y no tiene ninguna relación con el caso que se pida una evaluación psicológica de las personas implicadas porque esto lo único que logra es dilatar la indagatoria judicial, teniendo en cuenta lo que demoran ese tipo de pericias”. En tanto el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, explicó al Portal el accionar de su cartera inmediatamente que se conoció la noticia con la denuncia de agresión al trabajador rural. “El mismo día que recibimos esta información tan lamentable y condenable, se realizó una inspección en la estancia" dijo Murro, al tiempo que reconoció que "en el lugar los inspectores constataron irregulares en las condiciones de trabajo".  
El abogado asesor del PIT-CNT, Óscar López Goldaracena adelantó que el próximo jueves se reunirán con el Fiscal de Corte, Jorge Díaz, para transmitirle la preocupación del PIT-CNT por las condiciones de trabajo en el ámbito rural. Según explicó López Goldaracena al Portal, en el encuentro le planteará al doctor Jorge Díaz la posibilidad de comenzar a trabajar en un protocolo de actuación para los fiscales. “Consideramos muy importante dialogar con el Fiscal de Corte para analizar la posibilidad de un protocolo de actuación de los fiscales frente a este tipo de denuncias”. El abogado y conferencista dijo que resulta “inadmisible” que en el caso del peón rural Antonio Leites “se hayan solicitado pericias del denunciante, en un caso tan claro”. López Goldaracena remarcó que se trata de “un episodio de lesiones y no tiene ninguna relación con el caso que se pida una evaluación psicológica de las personas implicadas porque esto lo único que logra es dilatar la indagatoria judicial, teniendo en cuenta lo que demoran ese tipo de pericias”.
El trabajador rural que denunció haber recibido una brutal agresión en la Estancia de Ceibo, por el mero hecho de reclamar por sus derechos laborales, asistió al Parlamento a brindar su testimonio y recibió el unánime respaldo ante lo vivido. Todo este proceso de denuncias le ha colocado en una difícil exposición mediática y hasta se conocieron intentos para desviar la atención y el foco de la agresión que sufrió el trabajador.
Según López Goldaracena, estos intentos por desviar la atención se aplican a todos los trabajadores y sus conflictos específicos. “La Justicia y los ciudadanos no podemos tener como primera reacción –por ejemplo- cuando una mujer denuncia una agresión sexual, preguntarle cómo estaba vestida. Pasamos a cambiar el centro de gravedad, sembrar mantos de duda, intentar colocar al denunciante en el lugar de algo habrá hecho, y esa es una forma que no se debe admitir ni por parte de los operadores judiciales ni tampoco de los restantes ciudadanos, porque de esa forma le estamos vulnerando derechos al denunciante”. En este sentido, el profesional fustigó la solicitud de pericia a la víctima denunciante “porque es precisamente lo mismo” que se suele hacer con las víctimas de delitos sexuales cuando se las coloca bajo sospecha.
Por su parte, el abogado del trabajador rural, doctor Gabriel Cartagena, anunció que se iniciará una denuncia “por difamación e injurias a las personas que identificamos. Corresponde (ya) que se difamó (al trabajador) y a su señora”, sostuvo. En entrevista con el Portal, López Goldaracena, asesor del PIT-CNT y de la UNATRA, destacó el trabajo que viene desarrollando el abogado del peón rural, doctor Gabriel Cartagena, “quien se ha manejado con absoluta profesionalidad, convicción y firmeza”.   

Ministro Murro y la celeridad del gobierno

Ernesto Murro, titular del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), informó los pasos que el gobierno ha dado en torno a la agresión que sufriera el peón Hugo Leites. “Estamos trabajando intensamente” aseguró.
El secretario de Estado recordó que ya se ha dialogado con el trabajador golpeado y con su abogado y representantes del PIT-CNT. El Director del Interior del MTSS, Ariel Ferrari, y el Inspector General del Trabajo, Gerardo Rey, mantuvieron una extensa charla y producto de esto se reconoció el papel que viene desarrollando el MTSS ante este caso de violencia laboral.
Murro menciono también que el viernes, el denunciante Leites, acompañado de su abogado y dirigentes del movimiento sindical, se reunieron con la Comisión de Legislación del Trabajo de Diputados.  "El MTSS mantiene una estrecha relación y colaboración” con este organismo parlamentario. A esto se le suma el hecho de que “le hemos brindado a la justicia toda la información que hemos recogido en torno a este caso y tenemos el compromiso de seguir entregando la distinta información que se sigue adquiriendo”. El titular del MTSS destacó que “el mismo día que recibimos esta información tan lamentable y condenable, se realizó una inspección en la estancia (Flor del Ceibo). En el lugar los inspectores constataron irregulares en las condiciones de trabajo; particularmente en torno a la seguridad, el alojamiento del personal y los servicios sanitarios. Por esta razón se le indicó cuáles eran los inconvenientes y se le brindaron los plazos correspondientes, entre tres y veinte días, para solucionarlos. A los trabajadores que se encontraban en el establecimiento también se les informo cuáles eran las irregularidades. Lo que queda claro es que estamos trabajando intensamente en torno a este tema”.
Murro subrayó que el MTSS realiza en el sector rural unas 700 inspecciones anuales, lo que significa unas dos inspecciones diarias. La mayoría de las mismas son a iniciativa del MTSS y luego están las denuncias individuales o colectivas. Desde 2015 existe una línea directa “a través de la cual se pueden hacer las denuncias y los sindicatos pueden concurrir al MTSS donde se les recogerá la problemática que quieran plantear”.






martes, 17 de octubre de 2017

Vigencia del pensamiento del Che






>>> Videos de la mesa debate


Pablo Messina (Economista) Nicolás Yeghyaian (Liberación)y Yudi Acuña (Izquierda Guevarista de Chile)





Una producción de Resonando







lunes, 16 de octubre de 2017

Nos están robando el agua

El Ministerio de Transporte y Obras Públicas podrá autorizar al concesionario o permisiario a suministrar a terceros agua con destino a riego agrario.



Científicos denuncian que ley de riego constituye “una amenaza a la salud pública y al ecosistema”

16 • oct. • 2017 | Escribe: Natalia Uval

Unidad Popular (UP) votará en contra, y en el Frente Amplio (FA) algunos diputados no están convencidos, pero igual aprobarán el proyecto de ley que establece incentivos para que empresas privadas externas a la producción inviertan en riego. Académicos de la Facultad de Ciencias y organizaciones como Redes-Amigos de la Tierra y la Comisión en Defensa del Agua y de la Vida advirtieron, cuando el proyecto se estaba debatiendo en el Senado, que esta iniciativa viola el artículo 47 de la Constitución de la República porque habilita la mercantilización del agua. El proyecto prevé la posibilidad de que inversores privados “de otro giro” distinto al sector agrícola se incorporen a las sociedades agrarias de riego (SAR) y que estas empresas puedan acogerse a los beneficios fiscales establecidos en la Ley de Promoción de Inversiones.

Las críticas no mermaron la voluntad del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, que niega que la iniciativa pueda tener consecuencias serias en materia medioambiental y considera este proyecto clave para “aumentar la producción y competitividad del sector agrícola”, según consta en la exposición de motivos. En particular, se apunta a beneficiar a algunos sectores con problemas de riego, como el arrocero. El ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre –quien además es productor arrocero–, pretende alejarse de la cartera con esta iniciativa ya aprobada y reglamentada. En diversas intervenciones públicas aseguró que habrá “un antes y un después” de la ley de riego, que esta “duplicará la producción” y que su impacto será comparable a la ley forestal de la década de 1990.

El trámite del proyecto en el Senado fue extenso y requirió varias instancias de discusión en la bancada del FA para acercar posiciones. Además, se recibió en la Comisión de Ganadería de esa cámara a numerosas delegaciones, fundamentalmente vinculadas con la producción y el derecho agrario. Finalmente, el proyecto fue aprobado por unanimidad en el plenario. En la Cámara de Diputados la discusión fue más rápida. El proyecto iba a votarse la semana pasada. La sesión comenzó, pero finalmente la iniciativa no se aprobó por cuestiones de trámite, y será considerada nuevamente el martes a las 16.00. De todos modos, lo poco que duró la sesión de la semana pasada sirvió para dejar claras las posiciones. Todos los partidos políticos, con excepción de UP, aprobarán el texto porque consideran que es un buen instrumento para el sector agrícola.

El diputado frenteamplista Carlos Coitiño (Partido por la Victoria del Pueblo) dijo que votaría a favor del proyecto en general, pero aclaró que considera que la iniciativa va “en contra del espíritu” del artículo 47 de la Constitución. Manifestó que le preocupa que se incorporen a la actividad de riego actores “totalmente desvinculados del interés en materia de la productividad y que incorporan el interés por la renta”.

El diputado Carlos Pérez, de UP, resumió la intención del proyecto; a su entender, es “lisa y llanamente la privatización y la extranjerización del agua para riego”. “Cabe destacar que hablamos del agua, un recurso esencial para la vida y estratégico para un proyecto popular, nacional y con soberanía nacional”, agregó. Dijo que esta iniciativa sigue el modelo chileno, en el que “si cruza un arroyo por enfrente, no se puede acceder al agua si no se compra”.

Pérez citó un informe del Banco Mundial que estima que la inversión en infraestructura de riego para un país como Uruguay costaría 27 millones de dólares por año. “No los tenemos en Uruguay, no los tiene el Estado y por eso hay que violar la Constitución y privatizar el agua. Entonces, para consolidar la renta del agronegocio, para estabilizar la producción del agronegocio, hay que abrir las puertas a la inversión privada extranjera. Eso porque no tenemos 27.000.000 de dólares por año”, cuestionó el legislador. “Hay que violar la Constitución, hay que violar la lucha de un pueblo, que laudó con más del 60% de los votos y dijo que el agua tiene que estar en manos del Estado”, insistió.

Último intento

En tanto, un grupo de científicos de la Facultad de Ciencias y una ingeniera agrónoma elevaron un documento a la Comisión de Cuenca del Río Santa Lucía para solicitarle que se pronuncie sobre la Ley de Riego. Esta comisión, integrada por más de 60 actores, se ha reunido en promedio dos veces por año.

En la misiva, firmada por los investigadores de la Facultad de Ciencias Claudia Piccini, Guillermo Chalar y Luis Aubriot, y por la ingeniera agrónoma Anahit Aharonian, se sostiene que la iniciativa a estudio de Diputados “se orienta en el sentido contrario a los logros alcanzados en estos 13 años en materia de derechos ciudadanos sobre el recurso agua a nivel nacional, ya que avanza hacia la creación de un mercado del agua que se instrumentará a través de agentes privados de gestión del agua”. “Esto es absolutamente contrario a lo que establece el artículo 47 de nuestra Constitución, que fuera reformado en el año 2004 a través del voto con un 64% de aprobación popular”, advierten los firmantes.

Argumentan que la ley promoverá la generación de embalses, lo que constituye “una amenaza a la calidad del agua superficial” porque fomentará la aparición de floraciones de cianobacterias productoras de toxinas y afectará el funcionamiento de los sistemas hídricos, “lo cual contradice claramente el principio de gestión sustentable comprometido con las generaciones futuras establecido en el recientemente aprobado Plan Nacional de Aguas”. “En esta mercantilización del agua se prioriza el uso de la misma para regar grandes extensiones de cultivos (por ejemplo, de soja) en desmedro de la conservación de este recurso natural que nos brinda servicios tales como agua para potabilizar, pesca, recreación, turismo y educación a todos los ciudadanos”, se señala en la carta.

Los firmantes agregan que la decisión que tomarán los legisladores “favorecerá el surgimiento de problemas de salud pública debidos al establecimiento de floraciones tóxicas en diversas cuencas”, lo que también “elevará los costos para descontaminar el agua para consumo humano”. “Será la población quien, al final, pagará las externalidades de este modelo”, advierten.

Finalmente, recuerdan que la misión de la Comisión de Cuenca del Santa Lucía es “velar por la calidad y cantidad de agua que es la fuente para el 60% de la población uruguaya” y, por tanto, reclaman que ese organismo se oponga públicamente al proyecto, “por revestir una amenaza a la salud pública y ecosistémica”.



La Cámara de Diputados tiene a consideración para su aprobación un proyecto de ley enviado por el Poder Ejecutivo y motorizado por el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, por el cual se crea un Mercado de Agua, con clara influencia del modelo chileno aún vigente.

COSECHANDO AMIGOS - ROMPKBZAS

http://audios.espectador.com/2017/10/16/cosechandoamigos171016.mp3


>>> Ver la ley
https://legislativo.parlamento.gub.uy/temporales/leytemp4781018.htm





>>> La lucha por el agua


>>> Es el 20 en la Universidad 17.30 hs








La historia oculta detrás de los líos en ASSE



Ruben Bouvier

La masonería ha tenido –y tiene– mucha influencia en el ámbito de la salud

Muchos de los más destacados miembros de las logias fueron y son médicos, entre los que se destaca el actual presidente de la República, Tabaré Vázquez Rosas. Al igual que él, también fue masón el médico y expresidente de la República Francisco Antonio Vidal. Del mismo modo el exintendente de Canelones Marcos Carámbula, y los dirigentes del Sindicato Médico del Uruguay (SMU) Gerardo Eguren y Alfredo Toledo, ambos médicos de profesión.

La masonería propició encuentros para destrabar conflictos en la salud, según confesó el ex venerable gran maestro y grado 33 Carlos Bolaña, en el libro La masonería uruguaya, el fin de la discreción (Fernando Amado, 2011), donde se dedica un capítulo entero al tema. "Nosotros siempre estamos para facilitar la salida de los conflictos. Y tenemos las herramientas porque tenemos hombres en todos lados. Bueno, acá en esta pieza –se refiere al living de su casa– se arreglaron muchos problemas cuando María Julia Muñoz era ministra de Salud Pública. Porque los problemas terminaban embromando al desgraciado de más abajo. Entonces, hermanos que estaban al tanto de los líos, se preocuparon, hablaron conmigo y generamos la instancia aquí para que se arreglara el problema", dijo Bolaña, en alusión al conflicto de los anestesistas en el verano de 2011.




Esa influencia masónica parece tener algunos sitios en la salud con más presencia. Según escribió Amado en su segundo libro sobre el tema, "las teorías populares señalan que la Asociación Española de Socorros Mutuos está controlada por los masones". Luego, su trabajo intenta dar argumentos para sostener esa afirmación, y entre otras cosas cita fuentes que describen la forma de actuar del extitular de esa institución, el colorado Óscar Magurno. "La vinculación de la Asociación Española y la masonería no comenzó con Magurno ni con la instalación de la Gran Logia en la calle Cassinoni 1481, sino que se remonta a la propia fundación de la institución de salud", dice Amado, y luego repasa los nombres de aquellos fundadores.
Según cuenta, la masonería se divide en dos ramas y la máxima jerarquía en la escala universal es el grado 33. En esa condición había 2.500 en 2011, y Uruguay tuvo a unos cuantos, entre los cuales había más de 30 médicos.


video



La situación en la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), donde se investigan presuntas irregularidades y la tensión es permanente en la interna, tiene una explicación que escapa a la gestión. Tampoco las influencias políticas, con el Partido Comunista dando apoyo y moviendo sus hilos para respaldar a la presidenta Susana Muñiz, alcanzan para entender la compleja trama. La masonería uruguaya juega su partido en ese organismo creado en julio de 2007 durante el primer gobierno del Frente Amplio, y termina de dar forma a ese cóctel.



Todo comienza con un cortocircuito entre Muñiz y el gerente general de ASSE, Richard Millán. Ambos discrepaban sobre qué hacer con el caso del hospital de Rivera, donde el exdirector Andrés Toriani había eludido normas de administración para contratar médicos y servicios. Millán pretendía iniciar el sumario y sacarlo del cargo, mientras que Muñiz no, como quedó de manifiesto en las sesiones de directorio cuando se trató el tema. De hecho la presidenta de ASSE quedó sola en la defensa a Toriani, cuando ASSE resolvió por mayoría sacarlo a él y al subdirector del hospital, Víctor Recchi.

El presidente Vázquez pidió ayuda al Frente Amplio para que la presidenta de ASSE y el gerente general pongan punto final a sus disputas

Según dijeron a El Observador fuentes del Frente Amplio, Vázquez respalda a Millán, quien es masón al igual que el presidente de la República. Y al mismo tiempo coloca a Muñiz en una situación incómoda, a pesar del apoyo comunista. Parece imposible estimar o confirmar el alcance de esa influencia, pero en la coalición de izquierda manejan ese dato como clave para entender el entramado. La masonería uruguaya ha tenido un fuerte vínculo con la salud. Varios médicos son algunos de sus más destacados integrantes.

Millán se define como metodista (iglesia cristiana establecida en Uruguay en 1836) y tiene un vínculo muy cercano con Álvaro Vázquez, uno de los hijos del presidente, quien llamó al gerente general de ASSE "querido amigo" y "hermano de la vida" en una publicación en su perfil de la red social Twitter el 1° de abril de este año.




Vázquez con Miranda

El presidente Vázquez se reunió días atrás con el presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, para analizar el tema ASSE, que está en el ojo de la tormenta a partir de las denuncias de irregularidades surgidas de la comisión investigadora del Parlamento. El mandatario quiere revertir la imagen pública del organismo y por ello solicitó un estudio para divulgar aspectos positivos de la gestión en la última década. Pero la verdadera razón por la que Vázquez se reunió con Miranda fue para destrabar el lío entre Muñiz y Millán. En consecuencia, el presidente del FA formó una comisión integrada por Marcos Carámbula (senador aliado al PCU), Charles Carrera (senador del MPP) y Miguel Fernández Galeano (exsubsecretario de Salud Pública). Ese grupo tiene por cometido bajar la tensión en el directorio de ASSE, y al mismo tiempo reunir esos elementos positivos para los intereses del gobierno, agregaron las fuentes.

El Observador intentó comunicarse con Millán (que estaba de licencia esta semana), pero el gerente de ASSE no contestó las llamadas ni respondió los mensajes, los cuales fueron leídos según indicación de la aplicación de mensajería WhatsApp.

Los masones tienen como primer mandato no revelar la condición de otro "hermano". De todas formas, tres masones fueron consultados sobre la adhesión de Millán: dos se mantuvieron en la postura de no dar información y dijeron que no les constaba; el tercero admitió que el jerarca de ASSE sí forma parte de una logia.

Los "hermanos" y salud

Como fue dicho, la masonería ha tenido mucha influencia en la salud. Muchos de los más destacados miembros de las logias fueron y son médicos, entre los que se destaca el actual presidente de la República, Tabaré Vázquez Rosas. Al igual que él, también fue masón el médico y expresidente de la República Francisco Antonio Vidal. Del mismo modo el exintendente de Canelones Marcos Carámbula, y los dirigentes del Sindicato Médico del Uruguay (SMU) Gerardo Eguren y Alfredo Toledo, ambos médicos de profesión.



La masonería propició encuentros para destrabar conflictos en la salud, según confesó el ex venerable gran maestro y grado 33 Carlos Bolaña, en el libro La masonería uruguaya, el fin de la discreción (Fernando Amado, 2011), donde se dedica un capítulo entero al tema. "Nosotros siempre estamos para facilitar la salida de los conflictos. Y tenemos las herramientas porque tenemos hombres en todos lados. Bueno, acá en esta pieza –se refiere al living de su casa– se arreglaron muchos problemas cuando María Julia Muñoz era ministra de Salud Pública. Porque los problemas terminaban embromando al desgraciado de más abajo. Entonces, hermanos que estaban al tanto de los líos, se preocuparon, hablaron conmigo y generamos la instancia aquí para que se arreglara el problema", dijo Bolaña, en alusión al conflicto de los anestesistas en el verano de 2011.

Esa influencia masónica parece tener algunos sitios en la salud con más presencia. Según escribió Amado en su segundo libro sobre el tema, "las teorías populares señalan que la Asociación Española de Socorros Mutuos está controlada por los masones". Luego, su trabajo intenta dar argumentos para sostener esa afirmación, y entre otras cosas cita fuentes que describen la forma de actuar del extitular de esa institución, el colorado Óscar Magurno. "La vinculación de la Asociación Española y la masonería no comenzó con Magurno ni con la instalación de la Gran Logia en la calle Cassinoni 1481, sino que se remonta a la propia fundación de la institución de salud", dice Amado, y luego repasa los nombres de aquellos fundadores.

Según cuenta, la masonería se divide en dos ramas y la máxima jerarquía en la escala universal es el grado 33. En esa condición había 2.500 en 2011, y Uruguay tuvo a unos cuantos, entre los cuales había más de 30 médicos.

Si bien los masones advierten que sus actos en el mundo profano son individuales, algunas acciones a lo largo de la historia demuestran iniciativas en conjunto. Por ejemplo en 1987, y vinculado al tema sanitario, entregaron a las autoridades un anteproyecto de ley de creación de un "Sistema Nacional de Salud". En ese texto se establecía una forma jurídica de persona no estatal a un organismo que diera servicio a "todos los habitantes del país, sin distinción de ningún tipo".

Disponía del mismo modo porcentajes de descuento a los haberes recibidos por los beneficiarios. Por último, Amado dedica algunas carillas a contar el fuerte vínculo del SMU con la masonería y la admiración de los médicos por el expresidente de Chile Salvador Allende, otro reconocido masón.



Mutuos socorros

17 • nov. • 2010 | Escribe: Lucas Silva Foto

Libro sobre Magurno desentraña sus vínculos con Tabaré Vázquez, la masonería y el grupo Moon.

Tres veces diputado por el Partido Colorado, administrador de la Asociación Española, dirigente de Nacional y Welcome, titular del Radisson Victoria Plaza Hotel, copropietario del club de pesca Armonía y síndico del Banco de Crédito. Millonario, masón y cercano al grupo Moon. Todo eso, y mucho más, puede decirse de Óscar Magurno, personaje central de una investigación recién culminada por el diputado Fernando Amado (Vamos Uruguay). El título: El padrino.

Muchos pasajes del libro, que se presenta hoy, están dedicados a la relación de Magurno con Tabaré Vázquez, incluyendo un capítulo titulado “El jefe del presidente”. Más allá de ese vínculo laboral, que continuó durante el período 2005-2010, Amado habla de un “cariño recíproco” y también de una “mutua conveniencia”.

Asegura que Magurno “actuó muchas veces como puente” entre el ex presidente y otros intereses, por ejemplo, con la secta Moon. Ese acercamiento, según la investigación, incluyó una donación efectuada por el reverendo Moon al programa de Salud Bucal Escolar, cuya comisión honoraria presidió María Auxiliadora Delgado de Vázquez. “El relacionamiento con Vázquez lo hizo Magurno. Vázquez confía mucho en él”, reconoció Jorge Charleta Guldenzoph, referente del grupo, consultado para el trabajo. El entrevistado asegura que el movimiento de origen coreano “le donó una lancha” al ex presidente, que siempre se portó “impecable” con el reverendo Moon, con quien se entrevistó en 2005.

El trabajo de Amado recopila otros episodios vinculados al lazo Magurno-Vázquez: la ratificación de Graciela Otonello como contadora general de la Intendencia de Montevideo, la férrea defensa del director de la Española en las presuntas irregularidades en el Instituto de Oncología y el nombramiento del colorado Miguel Ángel Toma en la Secretaría de Presidencia.

Amado asegura que Magurno asistió en 2004 a la iniciación de su hijo, Álvaro Vázquez en la masonería, y que cuatro años después -en la que habría sido su última visita a la sede de la calle Mario Casinoni, participó en la del presidente de Cutcsa y directivo de la Española, Juan Salgado. La presencia del hijo de Vázquez en la logia Ariel provocó algunos desprendimientos (incluyendo al ex ministro de Defensa, Yamandú Fau) y “distorsiones” en su funcionamiento, según revela esta investigación. “No era culpa de Álvaro, era culpa de todos los que fueron ingresando y se peleaban para acercarse al hijo del presidente en busca de algún beneficio. Se había transformado en un comité de base”, marcó un “masón de jerarquía” entrevistado por el autor, antes de agregar que también integran esa logia el ministro de Industria, Roberto Kreimerman, y el presidente de AFE, Alejandro Orellano. “Magurno nunca entendió lo que es ser masón. A pesar de eso, en la masonería siempre han estado encantados con él, por su disposición a ayudar a la institución”, explicó un “hermano” masón.

Otra faceta analizada es el “anticomunismo dogmático” de Magurno. “Mientras existió la Unión Soviética no comí ensalada rusa para evitar la sensación de estar comiendo a una pobre víctima de la tiranía leninista”, admitió Óscar en una entrevista con Puglia invita.

Hay otras perlas que lo describen muy bien. En 1986, durante el gobierno de Julio María Sanguinetti, Magurno enfrentó un conflicto con el sindicato de la Asociación Española que terminó con un plebiscito entre los funcionarios para ratificar la propuesta patronal. Esperaban el resultado en la esquina de la mutualista Magurno, Raumar Jude, Facello y otros pachequistas, cuando apareció, acompañado por otras personas, Enrique Cachete Espert, del gremio de canillitas y empresario turfístico. “Cae el Cachete con 20 monos y le dice a Magurno: ‘Óscar, acá tenemos a los muchachos para lo que sea’”, recordó Facello. Amado sostiene que a Magurno le importaba poco si estaba en dictadura o democracia, le atribuye “colaboracionismo directo con el gobierno de facto” y concluye que sus premisas ideológicas siempre fueron “ayudar al líder”, primero a Jorge Pacheco Areco y después a Julio María Sanguinetti.

“¿Cómo un colaborador de la dictadura, pachequista convencido y un anticomunista visceral no cayó en desgracia en el diario frenteamplista La República”, se pregunta Amado Una entrevista realizada por el autor a Federico Fasano arroja algunas respuestas: “Y bueno... ¿cómo no iba a ser querido Magurno? ¡Si era el rey de las gauchadas!”, explicó el director del multimedio.




. El Óscar por sí mismo

1980 “Déjense de embromar con esas cosas, hay que trabajar y los enemigos son los comunistas”. Respuesta a Jorge Batlle, 15 días antes del plebiscito de 1980 y en referencia a esa consulta.

1986 “Vos sabés dónde quedan las calderas, escondelos ahí y si hay lío en el escrutinio yo te aviso, que vengan y rompan todo”. A su asesor, Guillermo Facello, durante un conflicto sindical en la Española, en alusión a unas 20 personas que llegaron con Cachete Espert para solidarizarse con la patronal.

1995 “Ojalá Uruguay tuviera muchos más reverendos Moon”. Citado por Jorge Guldenzoph, referente de ese grupo económico en Uruguay, en El País de Madrid.

1998 “Soy muy amigo, voy a la casa, me ha invitado a cenar muchísimas veces. Yo le he dicho: ‘Doctor, si el proletariado ve la casa que usted tiene aquí, lo matan. ¡Mire si viene Zabalza!”. Hablando sobre su relación con Tabaré Vázquez, en la revista Posdata.

2001 “Yo soy un patriota y trabajo por mi país. Cuando le sentí olor a comunismo a la lista 99, antes de las elecciones del 62, me fui”. En entrevista con el suplemento

Qué Pasa. 2004 “Yo puedo entrar sin problemas a cualquier asentamiento y trato de repartir leche y comida para los mayores. En todo este tiempo he visto crecer niños, desde chiquititos hasta ahora que van a la escuela”. En entrevista con Crónicas, hablando de la campaña de 2000, cuando fue candidato colorado a la Intendencia de Montevideo. .







sábado, 14 de octubre de 2017

Museo de las grandes novedades

Segunda República y sus invitados




El otro día hablando con Hoenir, le hablé sobre Bilderberg. Le contaba que todos los gobiernos, incluso el uruguayo eran gestores de los proyectos cocinados por el club Bilderberg. Todos los gobiernos Europeos también son gestores de este club de la especie al Quincho Varela, pero con un alcance global, aquí se influyen políticas que le dicen neo liberales. Ya sea españolas, francesas, holandesas, o sobretodo uruguayas. El Frente Amplio se ha convertido en una agencia de este club secreto y oligárquico, ahora va por la otra planta de UPM, confidencialmente Tabaré y Mujica fueron los gestores.

En EEUU la candidata de Bilderberg siempre fue Hilary Clinton, pero un discurso anti sistema lo llevó a Trump a la presidencia, igual que Macri. Cualquiera que haga un discurso anti sistema tiene las posibilidades de ganar elecciones, y la ultra derecha gana así también posiciones en Europa. A falta de un plan B a las izquierdas que están inmersas en los proyectos Bilderberg.

Los Bilderberg son también progresistas, con tal de llevar sus propósitos, y pueden ser también los que hagan las primaveras árabes, los que lleven a China a ser la vanguardia económica desde que Henry Kissinger les puso un Mc Donalds en Pekin. David Rockefeller su último verano la pasó en Punta del Este!!!!.

Aqui en Uruguay es una carencia, nos quedamos en las 30 medidas de FA y se acabó, ya no existe, quedó para la historia. Hoy se firman TCLes, se privatiza, se gestiona la legalización de la maruja, en vez de lucha social hay lucha de género y surgen políticas que defienden a los animales (cuando hay niños pasando hambre)

Me dió la espina de que Hoenir no estaba empapado sobre el tema Bilderberg, recién había hecho un discurso excelente sobre la inclusión financiera y la privatización del BROU, en un asalto lo felicité al final de la charla, pero le dije que le había faltado sal. Le conté de Bilderberg. Le dije que Tabaré era masón y me miró con cara de mala uva, le dije que no estaba loco, le dije que Uruguay era un país masón desde los 33 Orientales (33 es un número simbólico masón), le dije que Almagro también era masón. Creo que no me creyó. De todas formas fue una charla informal que tuve con Hoenir, apurada y atrevida de mi parte.

Le dije que como la izquierda no tenia un plan B, y tampoco comprendía que las monarquías pudieran reinar sobre los estados y los gobiernos. Ya que REINAR es mucho mas que GOBERNAR. De que la ultra derecha con un discurso anti globalización estaba sacando tajadas.

Eso mismo le dije.

Creo que Hoenir entendió mal.

Salbuchi es un anti Bilderberg, y los fachos del Foro Libertad y Concordia también, pero este no es el círculo donde se debe ampliar el plan B de la izquierda, ya que Videla también fue anti masón, y también lo fue Hitler (Fidel también lo fué quien mandó en cana a toda una logía que luego se exilió en España). estos son Fachos!!!!

Está enredado, ya que Bilderberg es izquierda y derecha, es estado y politica tal cual lo conocemos, es democracia y golpe de estado. Todos los partidos están mojados por Bilderberg. Las Naciones Unidas son Bilderberg y tambien las guerras, genocidios y hasta el Plan Cóndor fue Henry Kissinger quien la trajo (miembro permanente del club y empleado de los Rockefeller). La Unión Europea e Israel es un engendro Bilderberg.

Claro!, si tienen el poder de influir en elecciones (lo vimos a Felipe el Borbón sentadito en la primer fila en la asunción de Mujica en la plaza Independencia, ante la vista de Artigas con su caballo de bronce retorciéndose en el monumento. "Influyen" a paises poderosos como EEUU o Alemania no van a influir en Uruguay? Claro que si! Luego Mujica gestionó, los proyectos inservibles de Aratirí, Puerto de aguas profundas, Gas Sayago y por fin la mariguana que trajo fresquita de su encuentro con George Soros y Rockefeler, antes ya le habían dado un premio sionista para enredarlo mejor.

Bueno, el cielo está enredado, quien lo desenredará, el desenredador que lo desenrede, buen desenredador será.

De todas formas la intención de ponerse las pilas esta bien aunque no sea el lugar. Apesta a neofascista.

El Muerto



El sábado pasado esta organización, que aspira a convertirse en partido, realizó su primera actividad pública con la presencia de sus inspiradores argentinos Adrián Salbuchi y Juan Manuel Soaje. El acre perfume neofascista de esta formación no impidió al doctor Hoenir Sarthou ser parte de la mesa.
Iba a empezar a las seis de la tarde pero pasaban de seis y media y no había miras. “Parece que en esta segunda república seremos tan impuntuales como en la primera”, comentó un observador. Eran cerca de las siete cuando finalmente estacionó, a metros de la entrada del Centro Valle Miñor, en Pocitos, donde se realizaría el “cabildo abierto”, el auto del que descendieron los expositores más esperados: los argentinos Juan Manuel Soaje y Adrián Salbuchi. Inmediatamente salieron a su encuentro los que habían preferido aguardar haciendo puerta.
Hubo fotos. “Yo también quiero, que soy cholulo”, anunció un caballero que sostenía una funda de terciopelo rojo, e inmediatamente se ubicó a la derecha de los recién llegados. Entonces de la funda hizo salir un largo sable en cuya hoja se alineaban ideogramas presumiblemente japoneses. “Yo lo que tengo es mi termo de Nacional”, añadió un simpatizante más joven que se situó a la izquierda de los argentinos. “¿Nacional? ¿Qué es eso?”, preguntó Soaje. “Fútbol”, reportó el bolso. “El rival de Peñarol, que siempre fue el cuadro de… los internacionalistas”, completó.
Aquel era un día luminoso, “peronista”, como para juntarse con los descamisados en la plaza. Pero la cita era en el salón de fiestas del Valle Miñor, escoltados por robustos jóvenes de remera azul estampada con el logo del Proyecto Segunda República Oriental, por delante, y la consigna “No a la bancarización obligatoria” por detrás, con las ventanas cerradas y con la luz escasa, generosa apenas sobre el escenario donde se situaba la mesa destinada a los expositores. El primero en hablar fue Hoenir Sarthou.
“GENTE TORTURADA.” “Mi objetivo aquí es compartir algunas reflexiones sobre lo que yo llamaría ideología de género”, anunció el invitado (empleando un término que ha tenido fortuna local desde que el cardenal Daniel Sturla lo echara a rodar en esta banda). Para Sarthou la mencionada ideología, “dicho en forma súper esquemática, consiste en la idea de que el sexo biológico no es determinante ni de nuestra orientación sexual ni de nuestra conducta de género”. Sería “la idea de que el género es una construcción social”, de la que se seguiría sin dificultad que “entonces uno puede elegir ser hombre, mujer, transexual, bisexual, pansexual o lo que quiera”.
De acuerdo a la genealogía que postuló, la doctrina “tiene su origen en el neomarxismo de la Escuela de Fráncfort que empezó a cuestionar los criterios tradicionales sobre la vida sexual, sobre las relaciones entre los sexos, la familia”. Pero vueltas tiene la historia, y “después, de alguna manera que no es cristalina (porque estas cosas nunca se explicitan), poderosos capitales empezaron a financiar y a subvencionar lo que se han llamado los estudios de género, y entonces ahí tenemos fundaciones como las de Rockefeller, Soros, en fin…”.
El abogado opuso diversas objeciones a la ideología así presentada. Por una parte porque considera un hecho que “nuestro cerebro está conformado por el sexo con el cual nacemos, de acuerdo con el sexo con el cual nacemos”. Por otra, porque estima que la doctrina “elimina un rasgo importante de nuestra identidad, nuestra identidad dentro de un sexo determinado”, una identidad que “nos ayuda a definirnos, nos marca caminos en la vida”, por lo que su cuestionamiento “no creo que vaya a generar una gran cantidad de homosexuales, creo que va a generar una gran cantidad de gente torturada”. Además observó que “los que son muy religiosos dicen ‘esto destruye la familia’”, y como ya había declarado enfáticamente su agnosticismo, añadió a lo dicho: “y yo creo que es cierto”.
Sin embargo aquella era una reunión política, y si la ideología de género estaba en el orden del día, sería a raíz de que cumplía alguna función en ese plano. Y no era cualquier función: “la ideología de género ha pasado a ser parte fundamental de la ideología del sistema”, aseguró el orador. ¿De qué manera actuaría? Sarthou condensó en el párrafo final de su discurso la respuesta, lo que llamó su “preocupación fundamental”: “Creo que si nosotros analizamos el tiempo que estamos dedicando en la sociedad a discutir la ley del aborto, el matrimonio igualitario, la identidad de género voluntaria, el femicidio, la cuota que le corresponde a cada género en el Parlamento o los puestos de trabajo, es abrumador el tiempo que le dedicamos a convertir el supuesto problema de género en un tema central de la vida social. Mientras tanto no estamos discutiendo nuestra economía, lo que está pasando con las inversiones (…). Mi impresión es que deliberadamente hemos pasado de un esfuerzo por ser todos iguales (…) a convertir el conflicto entre hombres, mujeres, homosexuales, transexuales en el tema central de la vida social y, en el fondo, de la vida política”.


“URUGUAYIDAD PROGRESISTA.” La palabra pasó entonces a quien estaba sentado a su derecha, el coronel (r) José Carlos Araújo, fundador en 2010 del Foro Libertad y Concordia. Tal como revelara el periodista Roger Rodríguez, siguiendo el ejemplo de la Unión de Promociones argentina, Araújo propuso a los oficiales retirados confederarse por tandas de egreso de sus respectivas escuelas, “por fuera de los desgastados clubes Círculo Militar y Centro Militar o las cooperativas militares, que habían sido utilizadas hasta el momento”.1 Las promociones nucleadas iban de 1971 a 1974 (Araújo es de la del 72). Es decir que se trata de militares que participaron de la represión de la dictadura, muchos de ellos pasibles de ser encausados judicialmente por torturas, señalaba Rodríguez.
El objeto declarado por el foro era “luchar para eliminar las acciones del enemigo sobre los camaradas y alcanzar la liberación de todos los prisioneros políticos, militares, policías y civiles”. Y a este fin la organización se propuso, como “maniobra general y propósito”, “formar opinión pública, psicosocial y política para alcanzar el objetivo, en principio por medios legales”.
Si eso intentaba realizar Araújo la tarde del sábado pasado en el Valle Miñor, hay que reconocer que eligió el camino largo. El segundo invitado prometió discurrir sobre la “evolución del pensamiento y la cultura en nuestro país” en una intervención titulada “De la orientalidad hispánica a la uruguayidad progresista”. Y, dejando inmediatamente claro por cuál de los dos polos de ese devenir se inclinaba su corazón, ante aquel auditorio viril (tres mujeres en no más de sesenta concurrentes) el coronel se detuvo a recordar que en la fecha se estaban conmemorando 446 años de la batalla de Lepanto. Aquella donde Cervantes perdió la zurda y una coalición de estados católicos europeos asestó un duro golpe a la flota turca. “No puedo dejar pasar el conmemorar entre nosotros esta victoria de Occidente, conseguida sobre todo con la sangre y el esfuerzo de España”, advirtió Araújo, momento en el que pareció hacerse más visible la inmensa bandera de la monarquía colgada en la pared sur del local.
De todas maneras el militar pensaba ir rápido al grano: “¿Por qué propuse este título?”, preguntó. “Porque pienso que los que estamos acá tenemos alguna especie de malestar con la cultura, un poco lo que nos explicaba el doctor Sarthou, hay algo que está funcionando mal, que nos molesta, (…) todo ese relativismo, esa cuestión que yo describía para usar alguna especie de palabra importante y con todos los riesgos que ello supone, como una especie de nihilismo.”
Desde entonces, sin embargo, el orador perdió el timón de la prosa. Dijo que “el malestar de la cultura” del que hablaba tenía un origen opuesto al estudiado por Freud en la obra así titulada: no lo provocaba la represión, sino su ausencia. Dio a entender que en el Río de la Plata la cosa había empezado a desbarrancarse cuando Juan Manuel de Rosas fue derrotado en Caseros y los liberales a hacer pata ancha. Llegó a notarse que apreciaba entrañablemente la escolástica, su esfuerzo por unir razón y fe (sin acotar esta vez “con todos los riesgos que ello supone”). Soltó que en su concepto “la plenitud de los tiempos” correspondía a la época de “nuestro señor Jesucristo”, cuando “el verbo se hizo carne y habitó entre nosotros y trajo la sabiduría de Dios… incluso en términos filosóficos, meramente filosóficos”; y además, que ningún destino más alto podía esperar la mujer que el que la “religión verdadera” le dirime. Deipara, dicen en latín ¡La madre de Dios! ¿Quién pudo llevar a una elevación mayor a la mujer?”, inquirió vibrante.
Pero para ese momento ciertas actividades de una integrante del público parecieron derivar en que Araújo entendiese que era hora de redondear, y entonces sí cortó grueso. “Si tenemos tiempo, en otro cabildo hablaremos de desarmar el famoso mito de la soberanía popular, de que existe radicalmente en la nación. No existe radicalmente en la nación. Nunca pasó por el pueblo todo el poder”, espetó, antes de cerrar con una maniobra difícil de calificar: citar a Hanna Arendt para legitimar “un hecho de fuerza para la defensa de ese orden que la sociedad se quiere dar”.

“SOMOS LA RESISTENCIA.” Ágil y entretenida fue en cambio la intervención de Roberto Sosa del Puerto, designado por la dirección del Proyecto Segunda República (Psr) Oriental para representarlo en la ocasión. El hombre es ingeniero electrónico por la Utu, y en la convocatoria a este cabildo se agregó “especializado en ingeniería social”. El 19 de mayo pasado se realizó el primer “cabildo” de esta organización con la presencia del doctor Gustavo Salle. Fue en un domicilio particular y había que escribir al correo electrónico de Sosa del Puerto para participar. En el “cabildo” del sábado fue aplaudido recurrentemente. Primero cuando confesó que había votado al Frente Amplio hasta 2004, y que desde entonces anulaba el voto “en manifestación de rechazo a la oferta política, con la esperanza de poder votar algún día al Psr Oriental”.
Su exposición constituyó una singular versión del destino histórico de la dialéctica hegeliana. “La que trata del conflicto entre los opuestos”, aclaró. Partió de una presunta frase de Lenin (“La mejor forma de controlar la oposición es liderarla nosotros mismos”) para proponer que la teoría hegeliana había sido utilizada por ciertos agentes para generar oposiciones aparentes que terminaban retroalimentando al sistema. Los mismos bolcheviques habrían cumplido el “rol de antítesis controlada del capitalismo”.
Pero todo había empezado 70 años antes, aseguró Sosa del Puerto, cuando la familia Rostchild “se había adelantado a esta ocurrencia de Lenin financiando a la liga de los doce hombres justos,2 un movimiento socialista, y a Carlos Marx para que escribiera El capital. “La idea de aquellos banqueros”, precisó el expositor, “se fundó en los estudios de Hegel, quien en 1823 postuló su teorema sobre el proceso dialéctico”; fecha curiosa, pues no corresponde a la de ninguna de las obras fundamentales del filósofo, detalle menor, por cierto, cuando se viene de afirmar tales disparates.
Lo importante es que, para Sosa del Puerto, esta interpretación del origen del marxismo le permitía pasar a decir que “venimos siendo manipulados mediante el manejo de la tesis y la antítesis en una construcción controlada por la elite que promueve la alternancia de ellas en el poder mientras su agenda avanza incontenible en cada cambio”.
Para Sosa del Puerto “toda expresión política derivada de síntesis entre liberales y marxistas resultará inocua para las elites y tóxica para el superior interés de la nación”, y así “bajo el término oposición hoy se encuentra nucleada la disidencia controlada por la misma elite. Hablo de blancos, de colorados, socialdemócratas, independientes y aun ecologistas. Consecuentemente, en el Psr decimos: no somos la oposición, somos la resistencia”.
Haber descubierto esta impostura habría sido, según el orador, lo que condujo al Che a su muerte. “En Argelia se la mandó guardar. Denunció la coalición Londres-Moscú en la cotización de las materias primas del Tercer Mundo. Fue su último discurso, y quizás el menos estudiado. El que finalmente le costó la vida por acercarse a denunciar el manejo real del mundo”, pronunció Sosa del Puerto ante el silencio sorprendido del auditorio.
Al cabo, sostuvo el orador, frente a tales manipulaciones, “la democracia es un juego de niños tontos” que deja a los pueblos inermes ante “los dueños del oro que ya sabemos quienes son”. ¿Y quiénes son? No necesitaba nombrarlos. El público le respondía con risitas cómplices. Probablemente allí estuvieran sentados algunos de los autores de los post que Sosa del Puerto divulga en su Facebook denunciando a Pepe Mujica como “fiel lacayo de los intereses judíos”, o de los que comparten los que él mismo postea, como el de este 14 de agosto: una fotografía de varios rabinos rodeando a George Bush padre, acompañada de la leyenda atribuida a Amschel Rostchild: “No importa a quién vote el pueblo, siempre nos estará votando a nosotros”.
Para los que recién se aproximaban a este movimiento, Sosa del Puerto reservaba aún otra revelación reconociendo como inspirador al vicecomodoro (retirado) Horacio Ricciardelli, quien desarrolló una brillante carrera militar durante la dictadura argentina, participó del alzamiento “carapintada” de 1987 y fue indultado por Menem, para dedicarse desde entonces a fundar sucesivos movimientos políticos, a uno de los cuales bautizó Condor (Comunidad Nativa de Organizaciones Regionales).

“NO NOS HABLEN DE DEMOCRACIA.” Escasa sustancia tuvo en cambio el discurso de Juan Manuel Soaje, director del canal de Youtube TLV1, el arma de esta gente en la “guerra psicológica” que imaginan estar librando y desde cuyo sitio puede accederse al de la Unión de Promociones pulsando el botón llamado “Presos políticos fallecidos”, categoría en la que tal unión comprende, claro está, al almirante Jorge Rafael Videla.
Adrián Salbuchi, cuya intervención cerró la rueda, y que durante unos cuantos años fue “analista” de Russia Today, lo llamaría a éste “el canal más importante de habla hispana”. No agregó datos para comprobarlo, pero tal vez la fundamentación no importe porque los integrantes del proyecto Segunda República “somos pragmáticos a rajatabla”. Por eso el argentino pidió: “Por favor, no nos hablen de democracia, no nos hablen de derechos humanos, no nos hablen de paz, no nos hablen de la ley internacional y de la justicia porque eso es para los giles”.
Para Salbuchi la cuestión es “el poder” pues “el sistema global se basa sobre el poder y el poder tiene una regla de hierro, el que lo tiene lo usa para promover sus objetivos y sus intereses”. De esta suerte lo que el Proyecto Segunda República propone es “transformarse en una máquina de construir poder” para disputar el espacio “en este sistema de guerra en el que estamos todos los países inmersos”, aunque todavía sea “psicológica”.
Y “lo primero que uno debe hacer cuando está en guerra es identificar al enemigo”, descartando el “error catastrófico de aceptar como enemigos propios a los enemigos de mi enemigo”. Y en seguida ejemplificó: “Quienes ganaron la gran guerra del siglo XX, Estados Unidos, Gran Bretaña y la ex Unión Soviética (…), lucharon contra tres potencias, el famoso Eje: Alemania, Italia y Japón. (…) Que yo sepa, y creo que esto es muy aplicable también para la Banda Oriental, Alemania, Italia y Japón jamás agredieron a Argentina. Nunca, ni antes, ni durante, ni después de la guerra. (…) Sin embargo Estados Unidos, Gran Bretaña y la ex Unión Soviética agredieron a nuestros países permanentemente; la ex Unión Soviética a través de la guerrilla, tupamaros, montoneros”.
Por eso, pidió Salbuchi, “olvídense de ideologías, olvídense de si les gustan o no les gustan los símbolos, olvídense si les gusta o no les gusta el estilo que tenía cada uno de esos países”, lo que importa es si las potencias del Eje defendieron “la nación” del modo que el Psr pretende. “Y no perdamos de vista –agregó– que, aunque gracias a Dios, el desafío de la Segunda República no está en el plano militar todavía, de todos modos, conceptualmente, el último bastión de la soberanía de toda nación son sus fuerzas armadas.”
SI ME INVITAN… Hubo preguntas del público. Una para Sarthou pretendía que éste precisase si acompañaba la idea de que la “destrucción de la familia” que promovería la “ideología de género” era una nueva faz “de la vieja idea marxista-gramsciana de destruir, de alguna forma, el orden establecido”. El interrogado agradeció la pregunta porque le permitía aclarar. Pero lo que le interesaba aclarar no era lo que este cronista esperaba.
Sarthou fue parte del grupo de estudiantes universitarios que en 1982 creó Asceep, la “asociación civil” que serviría de vehículo legal para expresar el gremialismo estudiantil prohibido por la dictadura. Fue, durante décadas, frenteamplista. En 2009 apoyó la candidatura de José Mujica postulándola como un “giro a la izquierda” en la trayectoria progresista. En 2014, en cambio, apoyó a la Unidad Popular.
Para entonces ya hacía años que participaba en tertulias políticas radiales, y las columnas que bajo la denominación “Indisciplina partidaria” escribía en el semanario Voces tenían un buen número de lectores. “Como Unidad Popular llegó al Parlamento con mi voto, entre muchos otros, me siento obligado a decir que me equivoqué profundamente al votarla”, escribió en la del 2 de noviembre de 2016 a raíz de la negativa de esa bancada a apoyar la creación de una comisión investigadora sobre la intervención de la empresa Aire Fresco en los negocios con Venezuela.
“‘Izquierda’ y ‘derecha’ ya nada significan si una y otra no perciben que el gran tema de nuestra época es si, como sociedad, vamos a poder mantener cierto control sobre los intereses económicos globales que nos invaden económica, política y culturalmente”, había afirmado en esa página. “Este es un tema, para mí, políticamente medular, donde la división entre izquierda y derecha no nos ayuda mucho”, insistió el sábado en su primera intervención. Y dijo más: en ese aspecto, en esa apreciación de que el signo de los tiempos era la oposición entre “poderes económicos capaces de producir efectos globales” y los estados nacionales, Sarthou coincidía con el Psr. “Creo que este es un punto que, por lo que he podido leer y conocer de este movimiento, comparto”, había dicho.
En cambio, el orador no había sentido necesidad de referir también si, además de coincidencia, tenía discrepancias fundamentales con las cosas que después de su intervención se habían dicho: los ataques a la democracia o la reivindicación de las potencias del Eje, por ejemplo. Tampoco explicó por qué toleraba hablar desde la misma tribuna que más o menos notorios defensores del terrorismo de Estado.
“Porque me invitaron”, respondió simplemente cuando Brecha le preguntó por qué había estado ahí. ¿Y no necesita una fundamentación para estar al lado de esa gente?, insistimos. “Mirá, yo he sido invitado por el Partido Independiente, fui invitado el otro día por el Partido de los Trabajadores, y yo voy. No me pusieron ningún tipo de condicionamiento. Digo lo que opino sobre un tema y listo, ¿no? No significa ningún tipo de adhesión política”, se limitó a responder.
  1. “La ofensiva de los indagables”, Caras y Caretas, 4 de febrero de 2011.
  2. Probablemente se refiera a la Liga de los Justos, creada por emigrados alemanes en París, a la que a mediados de la década de 1840 se acercaron Marx y Engels, y bajo cuya influencia pasó a llamarse Liga de los Comunistas y adoptó como documento esencial el célebre manifiesto de 1848.